Pavimentos de resina industriales y decorativos

Los pavimentos continuos de resina están formados por dos/tres componentes; la resina (con diferentes formulaciones), el catalizador o agente de curado para que endurezca la mezcla y árido de cuarzo. Existen casos que además contienen otros agregados que confieren unas características extras y específicas al tipo de pavimento escogido como; partículas de carbono, escamas de vinilo, fibra de vidrio, polvo metálico, etc.

Según el sistema de aplicación, consumo de materiales y método de mezcla de los componentes se consiguen diferentes espesores y acabados tanto estéticos como antideslizantes. En cuanto al tipo de pavimento y espesor a instalar los factores más importantes a tener en cuenta son:

  • Tipo y estado del soporte.
  • Uso del área a la que va destinada.
  • Tipo de tráfico que tiene que soportar.
  • Nivel de textura requerida.
  • Sistema de limpieza empleado.
  • Si hay que hacer regularizaciones en la planimetría del soporte.

Para determinar el tipo de pavimento continuo más adecuado para cada caso es fundamental tener en cuenta todos los factores que afecten al mismo, estos factores pueden ser el estado del soporte, el uso de la zona a tratar, derrames químicos, uso alimentario, limpieza, si está expuesto a la luz solar, etc.

En función de estas variables se debe determinar:

  • El tipo de formulación química (epoxi, poliuretano, metacrilato, Ucrete, etc.)
  • El sistema de pavimento a instalar (pintura, autonivelante, multicapas, mortero, antiestático, etc.)

Dependiendo del uso al que se destine el pavimento, existen resinas 100 % sólidos (libres de disolventes), de dispersión acuosa o al disolvente, siendo estas últimas las menos recomendadas por nuestra empresa por su alto número de partículas volátiles, olores y menor resistencia de las mismas.

La preparación del soporte en todos los pavimentos de resinas es una parte FUNDAMENTAL para el buen resultado de los trabajos, en nuestra empresa disponemos de la maquinaria con sistema de pulido, fresado y abujardado más innovador del mercado, utilizando para todos ellos un potente sistema de aspiración de polvo, para así minimizar lo máximo posible los trastornos ocasionados en la reparación de los pavimentos, incluso para poder trabajar junto a las zonas de producción, sin tener que paralizar las mismas.